•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un piloto y una azafata rusos consumieron marihuana antes del despegue de su avión con 192 pasajeros a bordo, cuyo vuelo fue cancelado en el último momento, informaron hoy agencias rusas.

"Durante el examen médico previo al vuelo el estado físico del piloto, copiloto y una azafata provocó sospechas a los médicos", razón por la cual el vuelo fue postergado, dijo a Interfax un portavoz de la agencia aeronáutica rusa Rosaviatsia.

Sin embargo, el análisis realizado no detectó consumo de marihuana por el copiloto, pero sí la presencia de la droga en las pruebas del primer piloto y la azafata, informó el portal de noticias Newsru.com.

Como resultado, el vuelo entre la región de Magadán, en el extremo oriente de Rusia, y Moscú fue retrasado por doce horas y el avión partió hacia la capital rusa con otra tripulación.

"Todos los datos relacionados con el accidente fueron enviados a la Fiscalía de Transporte y al Servicio Federal de Seguridad de la región de Magadán", precisó la fuente.

Con anterioridad, se detectó que un tripulante del avión TU-134 que se estrelló el pasado 21 de junio en la ciudad rusa de Petrozavodsk estaba bajo los efectos del alcohol.

Su embriaguez fue considerada por el Comité Estatal de Aviación ruso como una de las causas de la tragedia, que costó la vida a 47 personas.