•   PARÍS /AFP  |
  •  |
  •  |

El venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias “Carlos”, aseguró ayer miércoles al tribunal especial que lo juzga en París por cuatro atentados en los años 80 en Francia que dejaron 11 muertos, que “en los combates tengo una sangre fría inimaginable”.

“Soy un emocional y en los combates tengo una sangre fría inimaginable. Soy así”, afirmó “Carlos” que hizo alarde de su precisión para disparar y dirigir comandos.

“En combate casi no hablo porque tengo capacidad para dirigir”, explicó al tribunal la tarde del miércoles, en la segunda parte de la audiencia destinada a examinar su personalidad e interrogado sobre por qué los combates de septiembre de 1970 en Jordania, conocido como “Septiembre Negro”, lo marcaron tanto en sus inicios en el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP, Georges Habache).

“Soy un combatiente. No soy oficial. Soy un simple combatiente”, repitió “Carlos” a quien el presidente del tribunal, Olivier Leurent, debió insistirle varias veces en que respondiera a sus preguntas y explicara los motivos por los cuales en 1976 renunció a esa organización.

Alejado del FPLP por las diferencias que existían entre su buró político y su comité central, el juez lo interrogó entonces sobre la fundación de la Organización Revolucionaria Internacionalista, ORI, creada ese mismo año en Argel para apoyar “causas nacionalistas, revolucionarias, a gente que luchaba contra el sistema”, afirmó “Carlos”.

Años atrás explicaría que “el objetivo de esa organización era movilizar a escala mundial por la liberación de Palestina y contra las fuerzas imperialistas y sionistas”.

Fue con esa organización que según “Carlos” llevó a cabo acciones “fuera de Francia y fuera de su jurisdicción”, según le respondió al juez, y que utilizó “unos cien pasaportes” falsos, como uno peruano fabricado en Bagdad “pagado por Sadam”, en el cual se llamaba “Carlos Andrés”.

Ilich Ramírez explicó entonces que el alias “Carlos” --con el cual se convirtió en leyenda de la lucha armada en los años 70 en Europa-- proviene de ese nombre de pila, el del difunto presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, fallecido hace poco, y a quien “quería mucho”.