•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, recibió una baja calificación de los ciudadanos a sus 18 meses de gestión, mientras que la popularidad de su antecesor, Oscar Arias, ha caído en picada, según una encuesta divulgada este jueves por una universidad estatal.

Criterios como que "Laura Chinchilla no tiene poder para gobernar" o "El gabinete no sirve para nada" son sostenidos por más de la mitad de los consultados (53,7% y 52,6% respectivamente) en un estudio efectuado por la Escuela de Matemática de la Universidad de Costa Rica.

El sondeo, que se realizó en setiembre y octubre pasados con una muestra de 1.000 personas en todo el país, también refleja que un 66,9% de los costarricenses opina que el gobierno está sin rumbo y que las autoridades de la actual administración no están preparadas para enfrentar catástrofes naturales (67,8%).

Los costarricenses también se quejan en porcentajes muy altos de la inseguridad (77,2%) y de los bajos salarios que "apenas alcanzan para comer" (83%).

Incluso en aspectos en que se creía que el gobierno contaba con un alto apoyo, como el manejo del conflicto con Nicaragua por una pequeña isla fluvial en el litoral Caribe -que ambos países reclaman como propia-, la opinión de los costarricenses se encuentra dividida.

Un 40,3% considera que el gobierno ha actuado bien en ese campo, frente a un 37,9% que piensa que lo ha hecho mal, mientras que a un 17,5% el tema le es indiferente.

Por otra parte, el sondeo refleja que el ex presidente Oscar Arias (1986-1990, 2006-2010), Premio Nobel de la Paz 1987, ha venido cayendo en su popularidad a niveles sin precedentes desde que inició su segundo periodo de gobierno hasta la fecha.

En 2006, al inicio de su última gestión, Arias contaba con la aprobación del 64,3% de los costarricenses según esa misma encuesta universitaria, pero esa cifra cayó al 27% en 2011. El estudio tiene un margen de error del 3%.