•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los campamentos del movimiento anti Wall Street en el centro de Portland, Oregon (noroeste de EU) fueron levantados en la mañana del domingo en un operativo pacífico tras una orden que instaba a su desalojo, informó la policía.

"La plaza Lownsdale está limpia y la plaza Chapman está casi limpia. Los parques están retirando escombros. La mayoría de la gente se fue por su cuenta (...) No se usó la fuerza para retirar a la gente ni sus propiedades. Pacífico", informó la policía de Portland.

En la noche del sábado al domingo cientos de personas se congregaron en el centro de Portland -entre 1.000 y 3.000, según diversos reportes de prensa-, en apoyo a unos 200 manifestantes que se resistieron a levantar el campamento antes de la medianoche, cuando se hacía efectiva la orden de desalojo.

El alcalde Sam Adams dijo que las autoridades serían "muy pacientes" y que la prioridad es "instar el cumplimiento pacífico de la ley".

"Los parques permanecerán cerrados al público cuando la policía sienta que se puede hacer en una forma pacífica y exitosa", dijo Adams a periodistas.

Durante la noche, un grupo de ciclistas circulaba alrededor de las plazas en un festivo ambiente.

El diario local The Oregonian reportó la detención de una persona, pero la policía dijo en Twitter que arrestará "a aquellos que quieran ser arrestados". Durante la noche, dos oficiales fueron alcanzados por proyectiles de los manifestantes y uno de ellos quedó levemente herido, informaron los oficiales.

Los manifestantes anti Wall Street, que denuncian la codicia de las corporaciones, acampaban en el lugar desde octubre en apoyo al movimiento iniciado en Nueva York en septiembre y que se extendió a ciudades de todo el país.

La policía "no es el problema. Esto es un asunto mucho más amplio, no es un problema local", dijo un portavoz policial al canal de noticias KATU TV poco después de que se hiciera efectiva la orden de desalojo.

El sábado, autoridades desalojaron protestas en Denver (Colorado) y Salt Lake City (Utah), ambas en el oeste del país, luego de que los manifestantes se negaran a obedecer órdenes de la policía de que salieran de las plazas.

La policía de Denver desmanteló un campamento en la plaza Civic Center la noche del sábado, lanzando gases lacrimógenos y arrestando a quienes se negaban a desplazarse, según reportó la televisión de la ciudad. El portavoz policial Sonny Jackson dijo al diario Denver Post que 17 personas fueron arrestadas.

En tanto, en Salt Lake City 19 personas fueron arrestadas, informó la policía en Twitter, al despejar un campamento en la plaza Pioneer luego de que los manifestantes rechazaran la orden de abandono.

En California, la policía llamó por segunda vez el sábado a los manifestantes anti Wall-Street en Oakland (cerca de San Francisco) a dejar su campamento.

Los primeros choques en Oakland se dieron en octubre, dejando un veterano de la guerra de Irak hospitalizado. Y el 2 de noviembre, los manifestantes forzaron el cierre por 24 horas del activo puerto internacional.