•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La pobreza y el desempleo experimentaron leves aumentos en Costa Rica entre 2010 y 2011, pese a la mejoría económica que registró el país tras la crisis financiera mundial, informó este lunes el estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos (Inec).

El porcentaje de pobreza pasó de 21,3% a 21,6%, mientras que el desempleo se incrementó de 7,3 a 7,7%, según datos arrojados por la Encuesta Nacional de Hogares que realiza el Inec anualmente.

La coordinadora de la encuesta, Pilar Ramos, explicó que los datos reflejan básicamente un estancamiento, pues las diferencias se encuentran dentro del margen de error del estudio.

Tanto la ministra de Trabajo, Sandra Piszk, como el ministro de Bienestar Social, Fernando Marín, coincidieron en que las cifras son preocupantes porque uno de los objetivos del gobierno de la presidenta Laura Chinchilla ha sido mejorar la situación social del país.

En declaraciones a la prensa, Piszk dijo que el estancamiento podría obedecer a que el sector público ha dejado de absorber mano de obra, debido a directrices emitidas por el gobierno para reducir el gasto y atenuar el elevado déficit fiscal, equivalente a un 5% del Producto Interno Bruto (PIB).

"Hay que incentivar a los sectores productivos para que sean ellos los que empiecen a absorber esa mano de obra y de ahí todos los programas de empleo que se han venido fomentando como, por ejemplo, el juvenil", manifestó la ministra.

Por otra parte, el ministro Marín estimó que la crisis económica mundial, cuyos efectos no han dejado de impactar, ha afectado los ingresos de los hogares, lo que se refleja en la situación de pobreza de un importante sector de la población costarricense.

Desde hace dos décadas, el mayor reto de los gobiernos de Costa Rica en el campo social ha sido disminuir los porcentajes de pobreza, que se han mantenido por encima del 20%.