•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La recién nacida empresa española Cultura Binaria ha elegido la Feria Internacional del Libro de Miami, que acaba de comenzar, para dar a conocer su sofisticada oferta de libros electrónicos, en la que priman contenidos interactivos y el tratamiento de la imagen en tres dimensiones.

"Una imagen vale más que mil palabras, sobre todo en temas técnicos y de formación. No es lo mismo (leer) una explicación que ver una imagen", explicó a Efe Jorge González, el responsable técnico de Cultura Binaria, con sede en Burgos (España).

González es uno de los tres socios que decidieron recientemente plantar cara a la crisis y montar su propia compañía de producción de contenidos para libros electrónicos en español, un terreno aún poco desarrollado en el que caben muchas más opciones además de los meros documentos en formato PDF.

En una entrevista con Efe los tres explicaron que entre sus propuestas destacan los contenidos diseñados con técnicas de escaneado en tres dimensiones, que permiten por ejemplo que investigadores de todo el mundo puedan analizar en profundidad el patrimonio histórico cultural de España sin necesidad de desplazarse.

"Esta herramienta es muy importante y novedosa para cualquier científico, arqueólogo o investigador, ya que permite explorar cualquier elemento con unos datos precisos y milimétricos", añadió Fernando Quintana.

El editor jefe del proyecto, Carlos Alberto Hernández, explicó que Cultura Binaria "es una empresa que está creada con el objetivo de contribuir y divulgar los contenidos directamente relacionados con temas patrimoniales y culturales".

Estos emprendedores pretenden difundir el patrimonio histórico español en Estados Unidos y América Latina a través de una técnica de escáner que sirve para detallar al máximo cualquier objeto o edificio, para luego poder analizarlo en profundidad.

Así, los asistentes a la feria podrán ver una muestra de  veinte páginas en las que se puede analizar detalladamente el paso del Cristo Crucificado de la Cofradía de San Gil de Burgos.

Junto a estas propuestas, la compañía ha traído a Miami diferentes tipos de novelas, cuentos y colecciones fotográficas en formato electrónicos con una cuidada edición, en la que se potencian los elementos multimedia e interactivos, para crear lo que Quintana denomina "libros vivos".

Hernández apuntó que los contenidos en español aún no tienen "una fuerza suficientemente importante" en la oferta de los libros digitales, por lo que confía en que su proyecto tenga éxito a corto plazo.

Estos tres socios han escogido la Feria Internacional del Libro de Miami para presentar su proyecto, porque "es una de las más importantes del mundo", dicen.

"Nos interesa concentrar la fuerza entre la cultura española y la americana, y todo eso apoyado en las nuevas tecnologías", dijo Hernández durante la mayor feria de este tipo en Estados Unidos, que comenzó el domingo y que durante toda la semana contará con la presencia de unos 350 autores y más de 300.000  visitantes.

Cultura Binaria "ya ha mantenido contactos con algunas universidades estadounidenses y latinoamericanas" que han mostrado su interés por su proyecto digital, según Hernández, quien explicó que la empresa se propone también entrar en el mercado de los libros de texto.

Para los fundadores de Cultura Binaria el libro digital "es el futuro", aunque no es incompatible con el libro tradicional, y en ese sentido insisten en que su producto "da unas opciones complementarias al papel".