•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Banco de Información Genética salvadoreño ha permitido identificar los cadáveres de tres inmigrantes salvadoreños que murieron en el trayecto hacia los Estados Unidos y actualmente cuenta con 140 casos bajo investigación, informaron hoy fuentes oficiales.

Mediante el Banco de Información Genética "se han logrado localizar tres personas y por el momento se cuenta con 140 casos en el banco de datos" que no han sido resueltos, confirmó una portavoz de la Cancillería a Acan-Efe, sin dar detalles de los identificados.

Según la fuente, el banco genético surgió a partir del convenio que se firmó en agosto de 2010 entre la Cancillería, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), el Comité de Familiares de Migrantes y Desaparecidos de El Salvador (COFAMIDE) y el Equipo Argentino de Antropología Forense, no gubernamental.

"Este esfuerzo sin precedentes en el país está dirigido a dar apoyo a las familias de personas inmigrantes no localizadas (...) que pudieron haber fallecido en su tránsito migratorio y fueron registrados como desconocidos por los servicios forenses y cementerios municipales de los Estados Unidos y México", dijo hoy la PDDH a través de un comunicado.

Según el documento, hasta el momento se han realizado "363 tomas de muestras de ADN a familiares" de inmigrantes, las cuales fueron recolectadas en "dos jornadas realizadas en septiembre de 2010 y agosto de 2011".

Detalló que esos exámenes se están comparando con reportes a los que ha tenido acceso el equipo forense argentino en Arizona, Estados Unidos.

"Por el momento, el programa trabaja con servicios forenses del sur de Estados Unidos, pero se espera que en el futuro pueda ampliarse para cubrir otras zonas de ese país y México", precisó el boletín.

Datos conjuntos de la Cancillería, el COFAMIDE y la PDDH registran alrededor de unos "600 inmigrantes salvadoreños que no han sido localizados" en su trayecto migratorio.

Para el funcionamiento del banco genético las autoridades salvadoreñas y el COFAMIDE coordinan y brindan asistencia para la toma de las muestras de ADN de los familiares de inmigrantes no localizados que se encuentran en las bases de datos de las tres instituciones.

Por su parte, el equipo argentino se encarga de tomar las muestras y compararlas con las bases de datos de los servicios forenses en los Estados Unidos, explicó el boletín.