•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía de Nueva York desalojó el martes por la madrugada a los manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street de la plaza en el sur de Manhattan donde acampaban desde que se inició la protesta, en una sorpresiva operación que dejó al menos 50 detenidos.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, defendió la decisión asegurando que se había creado "una situación intolerable" en el parque Zuccotti, ocupado desde el pasado 17 de septiembre por manifestantes que denuncian la codicia y corrupción de Wall Street.

"Lamentablemente el parque se convirtió en un lugar en el que la gente no iba a protestar sino a violar la ley y, en ciertos casos, a hacer mal a los otros", explicó Bloomberg en una conferencia de prensa por la mañana.

La mayor parte de los centenares de manifestantes reunidos en el parque Zuccotti, a 300 metros de la bolsa neoyorquina, fueron evacuados a la fuerza en menos de una hora por la operación puesta en marcha alrededor de la 01H00 (06H00 GMT), constataron periodistas de la AFP.

Al menos una docena de manifestantes, sin embargo, se mantuvo por unas horas más, rodeada de policías, pero antes de las 04H30 (09H30 GMT) la plaza estaba completamente despejada.

Durante el desalojo, algunos de los agentes, luciendo cascos aunque no el equipo antimotines completo, metieron a grupos de manifestantes en furgonetas policiales, mientras otros derribaban carpas y apilaban los carteles.

Unas 50 personas fueron detenidas durante el operativo. Según abogados allegados a Ocupemos Wall Street, un miembro del consejo municipal, Ydanis Rodriguez, figura entre los arrestados.

Muchos de los manifestantes marchaban el martes por la mañana en pequeños grupos por distintas partes del sur de Manhattan escoltados por la policía y otros se congregaron en la plaza Foley, no lejos del parque Zuccotti.

Si bien la intención de la alcaldía era reabrir el parque por la mañana, Zuccotti seguiría cerrado a raíz de una demanda judicial de un grupo de abogados cercanos a Ocupemos Wall Street para pedir que se respete el derecho de los manifestantes a protestar.

Propietarios de pequeños negocios en la zona del parque Zuccotti se habían quejado por el ruido y las condiciones sanitarias que reinaban en el campamento, acusando a los manifestantes de destrozar los cuartos de baño de sus tiendas y alejar a los clientes.

El lunes, algunos comerciantes realizaron su propia protesta en contra de los manifestantes.

Un mes atrás, un plan para desalojar temporalmente la plaza, de propiedad privada, con el argumento de que debía ser limpiada, se suspendió en el último minuto, lo que fue festejado por los manifestantes como una victoria.

Pero la redada puesta en marcha la madrugada de este martes tomó por sorpresa a los manifestantes.

"Yo estaba profundamente dormido. Entonces me costó darme cuenta de que, de pronto, había policías pateando las carpas y la gente gritando '¡Esto no es un simulacro!'", contó Mutsukai Iroppoi, de 22 años.

Otro manifestante, Alden Bevington, de 35 años, dijo que también fue sorprendido con la guardia baja.

"Estaba dormido. De pronto, las luces se encendieron. (La operación) estaba diseñada para asustar a la gente, una abrumadora demostración de fuerza", sostuvo.

La operación se produjo menos de un día después de que se desmantelara una protesta similar en California, con un saldo de más de 30 detenidos, como parte de una línea más dura de parte de las autoridades contra los manifestantes.

Ocupemos Wall Street está integrado principalmente por jóvenes que manifiestan contra la codicia del capitalismo y la especulación, ocupando plazas de varias ciudades del país, algo que para algunas autoridades constituye una amenaza para la seguridad pública.