•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 120.000 guardias de seguridad privada operan en Guatemala, la mayoría sin preparación ni permiso, cifra "preocupante" porque quintuplica a la cantidad de agentes de Policía, afirmó este martes una ONG que monitorea las políticas de seguridad en el país.

"El tema de guardias de seguridad privada es preocupante, porque la cantidad es gigante. Son personas que están armadas sin tener capacitación suficiente", declaró al diario Prensa Libre la delegada de la ONG Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública, Verónica Godoy.

Godoy comentó que la cifra de unos 120.000 guardias de la seguridad privada coloca a Guatemala con la mayor desproporción de agentes privados y estatales, de 70 países citados en el Informe Mundial de Armas Ligeras, del Instituto de Estudios para el Desarrollo, con sede en Suiza.

En Guatemala, con una población de 14,3 millones de habitantes, hay 24.000 agentes de la Policía Nacional.

Según el registro del Ministerio de Gobernación, actualizado a octubre, 41.000 agentes de la seguridad privada operan en 149 empresas autorizadas, por lo que los expertos calculan que unos 80.000 trabajan sin autorización.

El director de Control de Empresas de Seguridad Privada de esa cartera, Rafael Donis, reconoce que algunas compañías funcionan sin licencia. Estudios de organizaciones civiles señalan que por cada compañía legalizada opera una ilegalmente.

Algunas empresas forman durante sólo tres días a los guardias, "les enseñan cómo cargar y limpiar el arma, y los mandan a los puestos de trabajo", comentó Godoy.

Según Donis, unos 80 guardias privados fueron llevados ante los tribunales, la mayoría por casos de posesión ilegal de arma, ebriedad, lesiones y escándalo.

En Guatemala, donde ocurren 18 muertes violentas al día y la tasa de homicidios es de 48 por cada 100.000 habitantes según informes internacionales, proliferaron en los últimos años las empresas que dan seguridad privada en bancos, residencias y centros comerciales.