•   Rio de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una ametralladora con capacidad anti área forma parte del arsenal hallado por la Policía Militar en las acciones de rastrillaje en Rocinha, la favela de Rio ocupada el domingo y que estuvo por décadas en poder del narcotráfico, informaron las autoridades el martes.

En total han sido decomisadas 69 armas largas desde que se lanzó el operativo para tomar el control de la favela más grande de Rio sin disparar un solo tiro, como parte de los esfuerzos para garantizar la seguridad de la ciudad antes del Mundial de Fútbol 2014.

Sólo este martes fueron descubiertas una ametralladora .30, cinco fusiles AK-47, once fusiles de otros tipos, dos escopetas calibre 12, dos pistolas nueve milímetros, nueve granadas y 123 cargadores para fusil, según la Secretaria de Seguridad Pública de Rio.

Las fuerzas del Estado lograron asumir el dominio de Rocinha y de otras dos favelas vecinas sin resistencia de las bandas de narcotraficantes, varios de cuyos miembros no han sido detenidos.

Sin embargo, los jefes narcos "Nem" y "Peixe" fueron arrestados el jueves cuando intentaban escapar.

La Policía Militar también ha hallado cocaína, municiones y material para embalar droga, según el balance oficial.

"Lo que más estamos encontrando son granadas, radiotransmisores, miras y objetos militares de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, tipo cintas para fusiles y accesorios", explicó el lunes un funcionario del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE), citado por la prensa local.

La ocupación policial de Rocinha y de las zonas marginales vecinas cerró el cinturón de seguridad sobre la zona más rica de Rio de Janeiro, pero el gobierno quiere reconquistar decenas de otras favelas antes del Mundial de fútbol de 2014.