•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un estadounidense de origen hispano, detenido en relación con los disparos realizados contra la Casa Blanca la semana pasada, fue acusado de intento de asesinato del presidente Barack Obama, a quien consideraría como "el diablo", informó el jueves un funcionario del departamento de Justicia.

Óscar Ortega Hernández, de 21 años, fue detenido por la policía del estado de Pensilvania (noreste) tras el episodio de los disparos.

Este jueves compareció ante un Tribunal federal en Pittsburgh, en el mismo estado, donde el juez ordenó mantenerlo en prisión, según la misma fuente. El acusado, que residía en Idaho (noroeste), podría ser condenado a cadena perpetua.

Una bala fue hallada encastrada en un vidrio blindado de la residencia presidencial, situada en el centro de Washington y rodeada de estrictas medidas de seguridad.

Obama y su esposa, Michelle, que habitan en la residencia con sus dos hijas, estaban en San Diego, California (oeste), en el momento de producirse ese incidente y nadie resultó herido.

Según la acusación, de la que AFP obtuvo una copia y que cita a un amigo del sospechoso, Ortega consideraba al presidente como "el diablo", del que "era necesario ocuparse". Según el amigo, el acusado "preparaba algo" y "no se detendría hasta no hacerlo".

Otro testigo de Idaho indicó que el acusado estaba cada vez más "agitado", "convencido de que el gobierno conspiraba en su contra". Quería "hacerle mal" a Obama, de quien hablaba como del "anticristo".

Ortega Hernández, que tiene la palabra "Israel" tatuada en el cuello, será trasladado "en algunos días" a Washington, donde continuará el proceso judicial, dijeron fuentes de la oficina del fiscal de Pittsburgh.

En la acusación se detalla que los disparos fueron efectuados en la noche del viernes a la altura de la Calle 17 y la Constitution Avenue y un testigo ocular habría visto cómo el conductor de un vehículo oscuro había "disparado en dirección a la Casa Blanca desde la ventanilla del pasajero".

Los investigadores encontraron algunos minutos más tardes el automóvil Honda negro abandonado con matrícula de Idaho y a nombre del acusado. En su interior había una pistola semiautomática y munición.

"Se encontraron varios impactos de bala en la fachada sur de la Casa Blanca en el segundo piso o por encima", detalla el acta de acusación, que añade que también fueron hallados "varias balas y fragmentos" en los alrededores.

La familia Obama vive en los pisos segundo y tercero del edificio.