•   EL CAIRO / EFE  |
  •  |
  •  |

Las Fuerzas Armadas, al mando en Egipto desde la caída de Hosni Mubarak, prometieron este martes elecciones presidenciales en junio del 2012, y aceptaron la posibilidad de celebrar un referéndum sobre el traspaso del poder para intentar apaciguar a los manifestantes antimilitares.

El jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, CSFA, el mariscal Husein Tantaui, afirmó asimismo que las legislativas se celebrarán a partir del lunes, como estaba previsto, pese a la grave crisis política y a los enfrentamientos entre manifestantes y Fuerzas de Seguridad, que se han cobrado 30 muertos desde el sábado, según el Ministerio de Salud.

Celebrar presidenciales a mediados del 2012 puede interpretarse como un adelanto de estos comicios, para los que se barajaba finales del 2012 o incluso 2013, a falta de un calendario concreto.
Los militares ya se habían comprometido en los últimos meses a entregar el poder a los civiles en cuanto se elija a un presidente.

“El ejército no quiere el poder y antepone los intereses del pueblo a cualquier consideración. Está completamente dispuesto a traspasar las responsabilidades inmediatamente si el pueblo lo quiere, mediante un referéndum popular”, aseguró Tantaui en un discurso televisado.

Aceptan renuncia de primer ministro

También aceptó la dimisión del gobierno del primer ministro Esam Sharaf, nombrado en marzo para administrar los asuntos corrientes, pero no anunció el nombre del nuevo jefe de gobierno.

Estos anuncios se hicieron al final de una reunión del CSFA con movimientos políticos, incluidos los influyentes Hermanos Musulmanes, para intentar buscar una solución a la crisis.

El CSFA mencionó durante el encuentro, la posibilidad de nombrar al exjefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, AIEA, Mohamed ElBaradei, como nuevo primer ministro, afirmó a la AFP una fuente castrense, pero esta hipótesis no está confirmada.

ElBaradei, candidato declarado a las elecciones presidenciales egipcias, denunció por su parte una “masacre”.

“Se utilizan gases lacrimógenos que contienen agentes enervantes y balas reales contra los civiles en Tahrir, es una masacre”, afirmó en Twitter.

En la plaza, decenas de miles de egipcios seguían reclamando el traspaso del poder a los civiles, y acusaban a los militares de aferrarse a él y perpetuar el sistema represivo heredado de Mubarak.

En la emblemática plaza de El Cairo, algunos manifestantes no se creían ni una palabra del discurso del mariscal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus