• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente venezolano Hugo Chávez acusó este domingo a la compañía Parmalat, controlada por el grupo francés Lactalis, de "acaparar" leche y mencionó la posibilidad de instalar "mecanismos de intervención y expropiación" contra ésta y otras empresas que no cumplan las normas.

"Por ahí detectamos a una empresa privada, la Parmalat, acaparando leche", comentó el presidente durante un consejo de ministros transmitido por la televisora oficial VTV.

"Ahí están los mecanismos de intervención y de expropiación", añadió el presidente, insistiendo en que su gobierno no va a permitir que "nos vean cara de tontos y de pendejos".

El jueves y viernes, en el estado andino de Mérida (oeste), funcionarios del gobierno y efectivos de la militar Guardia Nacional decomisaron 210.000 kilos de leche en polvo de un depósito de Parmalat, que se defendió asegurando que el gran volumen de leche almacenada era parte de un acuerdo con el gobierno.

En un comunicado difundido este domingo por la prensa venezolana, Parmalat señala que el decomiso "se trataría de un ejercicio de descoordinación entre los funcionarios" oficiales, ya que la leche les fue entregada por el Estado "para distribuirlo desde nuestra planta supliendo en parte la deficiencia que hay en el mercado".

Pero Chávez desestimó el argumento y aseguró que la compañía "saca un comunicado tratando de ridiculizar al gobierno, porque sugieren que es una acción descoordinada".

"Señores de Parmalat, nosotros no somos estúpidos", insistió el presidente, que pidió investigar "a fondo" el caso de esta empresa, controlada desde julio pasado por el gigante lechero francés Lactalis.

El decomiso de leche está enmarcado en la reciente entrada en vigor de una ley para regular los precios de todos los bienes y servicios que, según el gobierno, busca contener la alta inflación nacional (22,7% en lo que va del año).

Los gremios empresariales consideran que esta nueva ley es otro golpe de Chávez a la economía de mercado y advierten que agravará el desabastecimiento. El precio de la leche, así como de otros productos de la canasta básica, están regulados en Venezuela desde hace más de seis años.