•   DAMASCO / AFP  |
  •  |
  •  |

Siria acusó este lunes a la Liga Árabe de ignorar la presencia de “terroristas” en el país y de imponerle sanciones por la represión de una revuelta en la que, según un informe de la ONU, las fuerzas de seguridad cometieron crímenes de lesa humanidad.

Por su parte, Estados Unidos y la Unión Europea, UE, llamaron a Siria a “terminar inmediatamente con la violencia”, en una declaración conjunta emitida esta lunes tras conversaciones en la Casa Blanca.

“Llamamos al gobierno sirio a terminar inmediatamente con la violencia, permitir la inmediata entrada de observadores de derechos humanos y periodistas internacionales, y permitir una transición pacífica y democrática”, dice la Declaración.
Siria acusó este lunes a la Liga Árabe de ignorar la presencia de “terroristas” en el país y de imponerle sanciones por la represión, la cual dio lugar, según la ONU, a crímenes de lesa humanidad.

El ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid Mualem, criticó a la Liga por negarse a reconocer la presencia en Siria de “grupos terroristas” responsables, según Damasco, de la violencia en el país.

“Los árabes no quieren reconocer la presencia en Siria de grupos terroristas armados que cometen crímenes, secuestros y ataques contra los lugares públicos”, dijo.

“No reconocen su presencia y acusan al Ejército sirio de cometer crímenes”, agregó en una conferencia de prensa en Damasco.

Fuertes sanciones económicas
El domingo, la Liga Árabe adoptó severas sanciones económicas contra Siria, para obligarla a que cese la sangrienta represión de la revuelta contra el régimen de Bashar al Asad.

Se trata de las primeras sanciones económicas de tal magnitud de la Liga Árabe contra uno de sus miembros.

Decenas de miles de personas se congregaron el lunes en Damasco para denunciar estas sanciones, constató una periodista de la AFP.

“Al decidir sanciones, la Liga Árabe cerró todas las puertas a Siria y como lo sabéis, algunos miembros de la Liga empujan hacia la internacionalización” del conflicto, declaró Mualem.

Según él, su país ya retiró la casi totalidad de sus haberes en los países árabes. “Siria retiró entre 95 y 96% de sus haberes en los países árabes”, dijo Mualem.

“Las medidas adoptadas por la Liga Árabe muestran su intención de empujar hacia la escalada (de la tensión) con Siria”, agregó.

También este lunes, la Liga instó a Siria a aceptar su plan de salida de crisis que prevé el envío de observadores a este país, lo cual permitiría reexaminar las sanciones contra Damasco.