•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ministra en funciones de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ofreció hoy la ayuda de España para atender a los ciudadanos sirios que huyen de la represión a través de las fronteras con los países vecinos, en especial, Turquía.

Jiménez apoyó así la idea de Francia de establecer corredores humanitarios para dar asistencia a los refugiados sirios y aseguró que la cooperación española está dispuesta a facilitar esa ayuda si es solicitada.

La ministra en funciones hizo estas declaraciones a los periodistas tras reunirse con su colega de Andorra, Gilbert Saboya, en el Palacio de Viana, sede del Ministerio de Exteriores.

Jiménez apuntó que ya el pasado mes de junio España ofreció a Turquía establecer un corredor y colaborar en la atención de los desplazados, sin que Ankara haya aceptado este ofrecimiento por ahora.

"Estamos dispuestos a trabajar con nuestros socios europeos y aliados como Turquía para aliviar el desastre humanitario. Pero hay que actuar dentro del marco de la legalidad para ejercer la presión que fuera necesaria", explicó.

Jiménez volvió a pedir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que apruebe una resolución de condena de la represión que está ejerciendo el régimen de Bachar Al Asad sobre los manifestantes que piden más democracia.

Se dirigió especialmente a países como Rusia, China, Sudáfrica y Brasil, que por ahora son reacios a condenar la actuación del Gobierno de Damasco.

Según Jiménez, es precisa una actitud "más fuerte" de la ONU para evitar más muertes y para que la comunidad internacional lance un mensaje de que "realmente quiere parar esta matanza".

"No podemos esperar más tiempo y tenemos que actuar de manera conjunta, como hicimos con Libia. Allí hubo una guerra civil y la pérdida de muchas vidas, pero se pudo poner fin al régimen. Es lo que necesitamos ahora", afirmó.

La titular de Exteriores en funciones dijo que estaba "enormemente preocupada" ante las muertes, detenciones, torturas y violaciones de mujeres que se están produciendo en Siria.

Valoró que la Liga Árabe haya aprobado sanciones con el fin de que se pueda mandar una "señal" para que la comunidad internacional fortalezca su postura ante el régimen sirio.

Jiménez ya advirtió ayer de que, si el régimen de Al Asad mantiene su "obcecación y ceguera" y sigue reprimiendo las protestas pacíficas, Siria puede verse abocada a una guerra civil.