•   Nueva york, Esados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los jugadores de la NBA iniciaron en las últimas horas la reconstrucción de su sindicato con miras a la futura firma de un acuerdo que permita comenzar la temporada 2011-2012 y poner fin a un lock-out que se extiende desde el 1 de julio.

En ese sentido solicitaron al juez federal Patrick Schiltz la suspensión de toda acción legal hasta el 9 de diciembre con objeto de afinar los detalles de un pre-acuerdo alcanzado el pasado fin de semana.

La Asociación que los reúne envió a sus 450 miembros una carta pidiéndoles su firma para reformar el sindicato.

Previamente los jugadores deben devolver al sindicato NBAPA su poder para negociar colectivamente, del cual lo privaron hace dos semanas en el pico alto de la crisis que enfrentaron los deportistas y los patrones de la NBA.

Al trabarse las negociciones esa decisión buscaba una salida por la vía judicial.

Solo la NBAPA puede firmar una convención colectiva de trabajo en nombre de los jugadores y de ahí el viraje.

Los propietarios y los jugadores de la NBA alcanzaron el sábado en Nueva York un pre-acuerdo y ahora deben dar su consentimiento formal para que la temporada, recortada de 82 a 66 partidos, se inicie en Navidad.