•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un hombre acusado de matar a su ex esposa y otras siete personas en un tiroteo en una peluquería en el sur de Los Ángeles, se declaró este martes no culpable de los cargos que podrían ponerlo en el corredor de la muerte.

Scott Evans Dekraai, de 41 años, fue acusado de ocho cargos de asesinato y uno de intento de asesinato por irrumpir el 12 de octubre en la peluquería Salon Meritage en el balneario de Seal Beach, donde trabajaba su ex esposa.

El acusado portaba un chaleco antibalas y tres armas de fuego, y abrió fuego al azar contra los clientes y empleados del lugar, donde había unas 20 personas. Ocho murieron en el ataque, entre ellas su ex esposa Michelle Fournier, de 48 años, en tanto una mujer de 73 años quedó gravemente herida.

Este martes, un abogado de Dekraai presentó la declaración de no culpabilidad en un tribunal del Condado de Orange, donde acudieron amigos y familiares de las víctimas de la masacre.

El fiscal Scott Simmons dijo que supone que la defensa argumentará que Dekraai perdió la razón al momento del tiroteo. Pero "nuestra postura es que él no estaba demente para nada", afirmó.

El acusado está actualmente en prisión sin derecho a fianza y ambas partes fijaron una audiencia para el 24 de abril de 2012.

Un día antes del tiroteo, Dekraai y su ex esposa acudieron a una audiencia sobre la custodia de su hijo de ocho años, que le fue negada al padre. Las autoridades afirman que el hombre quería vengarse de su ex mujer por perder el caso.