•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El circo estadounidense Ringling Brothers aceptó pagar una multa de 270.000 dólares para poner fin a una investigación por violación de la legislación de protección animal, dijeron fuentes oficiales.

Las autoridades estadounidenses acusan a Feld Entertainment, propietaria del circo, de maltrato a los animales, incluyendo elefantes, en el período comprendido entre 2007 y 2011, durante el cual se han hecho reiteradas inspecciones a las instalaciones donde el circo aloja a los animales.

Un informe del Departamento de Agricultura (USDA) de noviembre de 2010 señaló, por ejemplo, que "Sara (una elefante de nueve años) está renga desde principios de 2009 y (el circo) no hizo el diagnóstico adecuado, ni inició el tratamiento pertinente".

Para el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, este acuerdo "envía un mensaje al público en general y a todos aquellos que tienen contacto con animales de que (el USDA) tomará todas las medidas necesarias para proteger a los animales conforme a la legislación vigente".

Sin embargo, Feld Entertainment sigue afirmando que no ha violado la ley.

"Estamos ansiosos de trabajar con el USDA en una forma cooperativa y transparente que cumpla con el objetivo común de garantizar que nuestros animales estén sanos y reciban atención de la más alta calidad", dijo Kenneth Feld, director ejecutivo del grupo, que opera en 70 países.

Según el comunicado del USDA, Feld Entertainment se compromete a que todos sus empleados reciban la formación adecuada.

Por su parte, el USDA requiere que los operadores garanticen que los animales reciban atención veterinaria, una dieta equilibrada, y una vivienda limpia y con espacio suficiente para moverse con soltura, así como protección contra temperaturas extremas.

El acuerdo se produce pocos días después de que el representante Jim Moran presentara una ley que prohíbe a los circos itinerantes tener espectáculos con animales exóticos o salvajes si éstos han estado viajando en los 15 días anteriores.

Eso significaría el fin de los elefantes haciendo equilibrismo, de los tigres y leones saltando a través de aros de fuego y de los monos sobre ruedas, entre otras clásicas atracciones circenses.