•   LOS ÁNGELES / AFP  |
  •  |
  •  |

Casi 300 personas fueron arrestadas en Los Ángeles y 50 en Filadelfia en la madrugada de ayer  miércoles, cuando cientos de policías antimotines desmantelaron campamentos anti-Wall Street, en operativos que las autoridades elogiaron por la ausencia de choques con los manifestantes.

“Casi 300 personas fueron arrestadas -292, según detalló la policía- con el mínimo uso de fuerza”, informó el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, en conferencia de prensa.

El gobernante felicitó a la policía “por evitar las confrontaciones que ocurrieron en otras ciudades” durante operativos similares, y dijo estar “orgulloso de lo que fue el mejor momento en la historia” de la institución.

También felicitó, así como lo hizo el jefe de policía Charlie Beck, a los angelinos por haber mantenido un movimiento pacífico.

Poco después de la medianoche, cientos de efectivos de la fuerza de choque irrumpieron en el campamento, y comenzaron a desmontar un centenar de tiendas de campaña en el parque aledaño a la alcaldía en el centro de la ciudad californiana, mientras otros policías bloqueaban las calles.

Al abordar el campamento, la policía declaró el área ocupada desde el pasado 1° por el movimiento “Ocupa Los Ángeles” como un lugar de reunión ilegítimo.

Recuperan parque
No obstante, “muchos se fueron voluntariamente” cuando se les dio la orden, dijo a AFP el portavoz de la policía Lorenzo Quezada, quien agregó que las autoridades se dedicaron luego a limpiar la plaza de escombros, carpas y artículos personales.

Según Villaraigosa, “recuperar el parque costará mucho dinero”, pero acotó que aún no puede estimar una cifra.

Cerca de 500 manifestantes se habían congregado en la plaza para desafiar la orden de desalojo que había vencido en la medianoche del domingo, en protesta contra la codicia de las corporaciones y las desigualdades económicas.