•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El volcán ecuatoriano Tungurahua, en la zona andina, mantiene una actividad más moderada respecto al pasado fin de semana, cuando generó fuertes emisiones de gas y ceniza y arrojó flujos piroclásticos o rocas incandescentes, señaló el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.

En las últimas 24 horas se han registrado seis explosiones de intensidades "pequeñas, 25 episodios de tremor" (temblor constante y pequeño), así como caída de ceniza en varias poblaciones circundantes, detalla el último informe del IG.

El Instituto aseveró que las emisiones de cenizas son "permanentes" y se ha dispersado por el viento al norte, noreste, noroeste, oeste y sureste.

La caída de ese material ha afectado a las poblaciones de Chacauco, Bilbao, Juive, Pillate, San Juan, La Pampa, Runtún, Choglontus y Manzano.

Además, el Instituto aseguró que se reportaron rodamientos de rocas incandescentes que descendieron hasta 500 metros bajo la cumbre, mientras que por la noche se aparecieron fuentes de lava y se escucharon bramidos leves.

La actividad del volcán, ubicado 135 kilómetros al sur de Quito, se reactivó el domingo, por lo que las autoridades locales declararon una "alerta naranja", de precaución, la segunda de máxima tras la "roja".

El Tungurahua, de 5.016 metros de altitud, inició su actual proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha intercalado periodos de gran actividad con lapsos de relativa calma.