•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un experto de la Comisión Internacional de Investigaciones sobre Siria, que posee un mandato de la ONU, afirmó el viernes que las fuerzas de seguridad habían provocado la muerte de 56 niños en noviembre, el mes "más mortal" desde el estallido de la violencia en el país.

"Según fuentes dignas de fe, hasta ahora 307 niños fueron muertos por las fuerzas de seguridad. Noviembre fue el mes más mortal, con 56 niños muertos", dijo Paulo Pinheiro durante una reunión especial del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU sobre la situación de los Derechos Humanos en Siria.

Los peritos de la Comisión, que fueron autorizados a ingresar al territorio sirio, hablaron con 223 familiares de víctimas, testigos y desertores del ejército sirio, entre los meses de septiembre y noviembre.

Pinheiro dijo haber compilado pruebas sólidas mostrando que niños figuraban entre las víctimas de tortura y asesinados atribuidos a fuerzas de seguridad sirias.

La ONU estima que unas 4.000 personas murieron durante la sangrienta represión iniciada en marzo, y la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió que el país se encontraba "al borde de la guerra civil".

"El extremo sufrimiento de la población, dentro y fuera de Siria, debe ser tratado como una cuestión de urgencia", dijo Pinheiro.