•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un líder religioso estadounidense afirmó este viernes que el contratista norteamericano Alan Gross, que cumple dos años preso en Cuba este sábado, puede ser un "poderoso portavoz" en favor de la normalización de las relaciones bilaterales, si es liberado.

"Les dije (al presidente Raúl Castro y otros dirigentes cubanos) que Allan Groos también puede ser, de algún modo, un muy poderoso portavoz para las relaciones normales" entre los dos países, dijo el secretario general del Consejo General de Iglesias de Cristo de Estados Unidos, reverendo Michael Kinnamon.

Estados Unidos exigió este viernes a Cuba que "libere inmediatamente" a Gross, de 62 años, quien cumple una condena de 15 años de prisión por cargos de espionaje, al haber distribuido equipos de comunicación a grupos civiles en la isla.

Gross fue visitado el miércoles por Kinnnamon, quien conversó luego sobre su caso con Raúl Castro, así como sobre los cinco agentes cubanos detenidos en 1998 en Estados Unidos y condenados a largas penas también por cargos de espionaje.

Kinnamon, cuya organización ha pedido desde 1968 que Estados Unidos levante el embargo a la isla, dijo que se deben dar "pequeños pasos" para mejorar la relación bilateral.

"Inmediatamente, pronto, las familias (y) las esposas de los cinco cubanos deben ser autorizadas para visitarlos", dijo, adelantando que su primera gestión cuando vuelva a su país será hablar con el Departamento de Estado.

El religioso lamentó que "en Estados Unidos muchos piensan sobre Cuba en términos de hace 50 años", y descartó que haya cambio en la política hacia la isla antes de las elecciones estadounidenses de noviembre de 2012.

Kinnamon contó que le dijo a Raúl que "estoy cansado de defender a Cuba" y anhela que llegue "el día en que pueda estar aquí y criticarlos libremente porque hay relaciones normales".

Afirmó que ambos países pueden colaborar mutuamente en la lucha contra el narcotráfico, el monitoreo climático en el Caribe, control de tráfico aéreo y telecomunicaciones.

El Consejo de Iglesias, que aglutina varias denominaciones protestantes con unos 45 millones de fieles en Estados Unidos, medió hace una década en el caso del niño 'balsero' Elían González, finalmente devuelto a su padre en la isla.

Kinnamon, quien precisó que no tenía contemplada una reunión con Fidel Castro, dijo que Raúl también le "habló de su familia y mostró fotos de sus nietos".