•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ministros israelíes reaccionaron este domingo con dureza a unas declaraciones atribuidas a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en las que supuestamente alertó contra las amenazas que pesan sobre la democracia y los derechos de la mujer en Israel.

Según la prensa hebrea, Clinton expresó su preocupación por la "legislación antidemocrática" aplicada por el ala más dura del gobierno dirigido por Benjamin Netanyahu y expresó su "preocupación" porque, por presiones de los grupos ultraconservadores, existe una segregación entre hombres y mujeres en algunos autobuses de Jerusalén.

Clinton habría realizado supuestamente estas declaraciones durante una reunión a puerta cerrada organizada el sábado por la Brookings Institution, un centro de reflexión de Washington.

El ministro de Finanzas israelí, Yuval Steinitz, consideró que las declaraciones de Clinton "totalmente exageradas".

El titular de Medio Ambiente, Gilad Erdan, estimó por su parte que los políticos extranjeros "harían mejor en preocuparse de sus propios asuntos".

El ministro del Interior del partido ultraconservador Shass, reivindicó que Israel sigue siendo "la única democracia de la región".

La presidenta de la Corte Suprema, Dorit Beinish, denunció el jueves una campaña liberticida en su país con el fin de atacar la independencia de la justicia, llevada a cabo por la extrema derecha.

Esta campaña se tradujo en los últimos meses por una serie de leyes, ya aprobadas o en curso de aprobación, como un polémico proyecto de ley sobre la prensa, u otro cuyo objetivo sería la financiación de las ONG israelíes hostiles a la ocupación y colonización de los territorios palestinos.