•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un centenar de opositores fueron hoy detenidos en el centro de Moscú cuando protestaban contra el fraude en las elecciones parlamentarias del domingo en favor del partido oficialista Rusia Unida, encabezado por el jefe del Gobierno, Vladímir Putin.

"No recuerdo nada igual. Acababa de salir con mi hija y (el opositor ex vicepresidente del Parlamento) Vladími Rizhkov del subterráneo cuando me rodearon, detuvieron y me condujeron a un automóvil policial", aseguró tras ser detenido el dirigente opositor Borís Nemtsov, antiguo viceprimer ministro, a la agencia Interfax.

Entre los detenidos se encuentra el escritor Eduard Limónov, líder del movimiento opositor "La Otra Rusia", el que convocó la protesta no autorizada, y Serguéi Mitrojin, líder del partido liberal Yábloko, el quinto partido más votado en las legislativas.

También fue detenido Oleg Orlov, jefe de la organización de derechos humanos Memorial, y varios periodistas, entre los que el reportero del diario "Kommersant" fue supuestamente golpeado por la policía, según el digital Gazeta.ru.

Los detenidos fueron trasladados por la fuerza a autobuses que abandonaron la plaza con destino a la comisaría, según las fuentes, que citan a testigos presenciales.

El Ministerio del Interior reconoció que ha introducido tropas en Moscú y que éstas permanecerán en la ciudad hasta el fin de la semana, cuando se anuncien los resultados definitivos de los comicios, según dijo a Gazeta.ru el jefe de prensa del ministerio, Oleg Yelnikov.

"Rusia sin Putin", corean los manifestantes en las inmediaciones de la plaza Triumfálnaya de la capital rusa, habitual lugar de concentración de la oposición no parlamentaria, según Gazeta.ru.

De poco sirvió que la policía moscovita advirtiera esta mañana de que tomaría todas las medidas necesarias para impedir cualquier acción de protesta no autorizada en la capital rusa.

"La policía de Moscú se dirige encarecidamente a los ciudadanos con la petición de que no caigan en provocaciones y no participen en intentos de celebrar acciones masivas que no hayan sido acordadas con las autoridades y son ilegales", señaló a Interfax un portavoz de la policía rusa.

Además, aseguró que "aquellos que intenten celebrar cualquier acción no autorizada, entienden muy bien que serán detenidos y deberán asumir la responsabilidad legal por sus acciones".

Los manifestantes también demandan hoy la liberación de los cientos de opositores detenidos la víspera en las inmediaciones de las sedes de la Comisión Electoral Central y del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en la plaza Lubianka.

Los organizadores utilizaron activamente la red social Facebook para llamar a sus partidarios a manifestarse contra el fraude electoral.

"¿Continúa la revolución? Si. Hoy a las 19:00 en la Triumfálnaya", comentó uno de los internautas.

Tanto la ONG "Golos" y la emisora de radio "Eco de Moscú" como otras páginas web han denunciado miles de irregularidades cometidas durante la jornada electoral.

Entre ellas destaca la introducción masiva de papeletas y el "carrusel", fraude que consiste en trasladar en autobuses a decenas de personas por diferentes colegios electorales para que voten repetidamente por el partido gobernante.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, rechazó hoy que las denuncias de irregularidades recogidas en vídeo por diversas páginas web puedan ser utilizadas como "prueba evidente" de fraude en las legislativas del domingo.

Rusia Unida, que obtuvo menos del 50 por ciento de los votos en los comicios, logró la mayoría absoluta en la Cámara baja, pero con 77 escaños menos que hace cuatro años.