•   Kabul, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el gobierno estadounidense condenaron los dos atentados de este martes en Afganistán, que dejaron más de medio centenar de muertos.

Ban Ki-Moon condenó "en los términos más firmes" los dos atentados cometidos en dos ciudades afganas y está "profundamente entristecido", dijo su portavoz, Martin Nesirky.

"Estados Unidos condena vivamente ambos atentados suicidas que mataron a decenas de fieles hoy, entre los cuales muchos eran mujeres y niños", dijo por su partes el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a bordo del avión presidencial Air Force One.

Un atentado suicida en Kabul mató a un importante número de niños. De acuerdo con un vocero del ministerio del Interior, Siddiq Siddiqi, el acto dejó 55 muertos y 134 heridos y el autor sería integrante de los grupos talibanes.

Casi simultáneamente cuatro personas resultaron muertas y cuatro heridas cuando una bicicleta utilizada como trampa estalló en Mazar-i-Sharif (norte), al paso de fieles chiitas que iban al principal santuario de esa ciudad para la celebración de la Achoura, en la que los chiitas son minoría pero tienen influyente representación, según autoridades provinciales.

Reivindicantes de la inmensa mayoría de los atentados suicidas en Afganistán desde hace diez años, los insurrectos talibanes, sunnitas radicales que consideran a los chiitas herejes y les impedían de facto celebrar sus actos cuando gobernaron entre 1996 y 2001, "condenaron" ambos atentados al calificarlos "contrarios al Islam".