•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Alicia Bárcena, anticipó hoy
una "desaceleración general" en el crecimiento de esta región en 2012, como efecto de la crisis en Estados Unidos y Europa.

Bárcena se refirió al tema en una rueda de prensa en La Paz, junto al presidente boliviano, Evo Morales, con quien se reunió para evaluar su política macroeconómica, que consideró "acertada".

La directiva de la Cepal destacó que este año América Latina crecerá en promedio un 4,4 %, pero en 2012 habrá problemas en el flujo financiero, de las remesas, en inversiones y el comercio.

"La región de América Latina y el Caribe obviamente va a sufrir por los cuatro canales (...). El más importante para nuestra región va ser el comercial, definitivamente este es uno de los temas que más preocupa", dijo Bárcena.

Los problemas comerciales afectarán a las economías vinculadas a Estados Unidos, como las de Centroamérica, México y el Caribe, dijo.

Los países que tiene un sector financiero muy desarrollado como Brasil y México, "o una gran dependencia de la banca española", también van a sufrir por los recortes financieros en Europa, agregó.

"Se prevé que para el 2012 va a haber una desaceleración general en la región, de crecimiento, de inversiones", enfatizó Bárcena.

No obstante, destacó que los países de la región tienen una gran cantidad de activos, como la riqueza de sus recursos naturales, para impulsar políticas de crecimiento, a diferencia de lo que pasará en Europa donde se avizora, según dijo, una "década perdida".

Anticipó que el próximo 20 de diciembre, la Cepal hará un balance preliminar de las economías latinoamericanas para este año y los pronósticos para el siguiente.

Sobre Bolivia, Bárcena destacó que su política macroeconómica es "muy acertada" y este año el producto interior bruto (PIB) crecerá un 5,2 %, por encima de la media latinoamericana de 4,4 %, y el próximo año también puede alcanzar la misma cifra de 2011.

Además, elogió la reducción de la pobreza entre 2007 y este año, de 60 % al 49 %, y de la pobreza extrema de 34 % a 25,4% en el mismo período, lo que calificó de un "gran esfuerzo" porque se disminuyó la brecha entre los ricos y los pobres.

En la región, agregó, "los países que más lograron reducir la desigualdad" son Argentina, Brasil, Venezuela y Bolivia, "gracias a políticas activas sociales" en el salario mínimo y la creación de empleo, aunque apuntó que en el caso boliviano debe pasarse de la informalidad a la formalidad en las fuentes de trabajo.

De su parte, Morales agradeció las recomendaciones de Bárcena para promover el desarrollo económico de Bolivia y superar las "deficiencias y las debilidades", a tiempo de anunciar que en los próximos días llegarán más expertos para reuniones similares.