•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Panamá y Francia aceleraron este miércoles los preparativos para repatriar, posiblemente el domingo, al ex dictador Manuel Antonio Noriega, 22 años después de su derrocamiento en una invasión de tropas estadounidenses y tras cumplir penas de prisión en Miami y París por narcotráfico.

"Se está tratando de confirmar que pudiera ser el día domingo" cuando Noriega llegue a Panamá, dijo a la AFP la ministra de Gobierno, Roxana Méndez, quien precisó que Noriega será recluido en una celda individual en la prisión de El Renacer.

Una comisión panameña, integrada por cinco funcionarios de la cancillería, de la policía y de los servicios médicos, se encuentra desde el domingo en París y realiza una serie de trámites de documentación y revisiones médicas para ejecutar la extradición.

"Panamá está preparado para recibir a Noriega porque desde hace mucho tiempo estábamos esperando que los trámites se llevaran a cabo (...) ya teníamos previstas las alternativas", sostuvo Méndez.

Hombre fuerte de Panamá entre 1983 y 1989, Noriega, de 77 años, está recluido en la cárcel parisina de La Santé desde abril de 2010, cuando llegó a la capital francesa extraditado desde Estados Unidos, donde estuvo preso 21 años por narcotráfico. Francia lo requirió por blanqueo de dinero.

Como parte de la operación de extradición, los médicos visitaron en la mañana del miércoles a Noriega en La Santé. Un informe de la cancillería panameña indicó que el ex dictador está "en condiciones" de viajar.

"Hasta el momento se considera que el señor Noriega se encuentra en condiciones para realizar el viaje", aunque se recomendó "una nueva revisión previa al viaje para determinar que las condiciones de salud se mantengan óptimas", según la cancillería.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció el viernes pasado que Noriega, reclamado por Panamá para que cumpla tres penas de cárcel de 20 años cada una por la desaparición y asesinato de otros tantos opositores en los años 80, sería extraditado "entre el 6 y el 13 de diciembre" e iría "directo a la cárcel".

Ubicada al noroeste de la capital, en una zona lindera con el Canal y con áreas selváticas, la cárcel de El Renacer tiene lista una celda especial para "alojarlo y mantenerlo allí por el tiempo que tenga que ser", según Ángel Calderón, director del sistema penitenciario.

"Obviamente, como en muchas cárceles, tenemos cuidados especiales con muchos detenidos de alto perfil. Tenemos que ver la perspectiva de la seguridad" y se "van a reforzar las medidas" por la "clase" de recluso "que vamos a tener", comentó Calderón.

La prisión "recientemente fue remodelada y fueron instalados equipos y tecnología de seguridad que nos permiten estar más tranquilos", señaló Méndez a la AFP.

Antiguos opositores a Noriega preparan una manifestación de repudio para el viernes en la Calle 50, en el sector bancario de la capital, donde protestaban en los años 80 para pedir el fin del régimen.

"La manifestación es un símbolo de protesta e indignación independientemente de que llegue, se esconda, lo metan a la cárcel o lo manden para su casa", dijo a la AFP Aurelio Barría, fundador en 1987 de la Cruzada Civilista, movimiento opositor que encabezó las protestas.

La protesta "sirve para despertar la conciencia ciudadana contra una dictadura y recordar la justicia y las libertades por las que luchamos", añadió Barría, quien ha expresado el temor de que "haya ciertos arreglos políticos para que Noriega cumpla un período corto y apele a un tratamiento de casa por cárcel".

Martinelli ha aclarado que el ex dictador puede acogerse a una ley que permite a reclusos de más de 70 años cumplir su condena en su domicilio.

El retorno de Noriega, un ex agente de la CIA que pasó a fines de los 80 a ser considerado enemigo jurado de Washington, ha generado expectativa en Panamá acerca de los posibles secretos que podría revelar sobre figuras políticas y grandes fortunas forjadas bajo su régimen.