•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El nuevo presidente del Gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, optó por un exbanquero de Lehman Brothers como ministro de Economía en el seno de un gobierno reducido de políticos experimentados que tendrá la dura tarea de sacar al país de la crisis.

Con una mano sobre la Constitución y la otra sobre la Biblia, el líder conservador, de 56 años, juró su cargo el miércoles ante el rey Juan Carlos I en una solemne ceremonia tras la cual anunció la muy esperada composición de su Ejecutivo.

La identidad del Ministro de Economía era esperada con especial interés, sobre todo por los inversores, en un país que en las últimas semanas se encontró en primera línea de la crisis de la deuda en la Eurozona.

La cartera recae sobre Luis de Guindos, de 51 años, expresidente del banco Lehman Brothers para España y Portugal.

Su objetivo principal será tranquilizar a unos mercados escépticos por la salud financiera de España, en plena crisis de la deuda europea y castigada con un desempleo récord entre los países industrializados, de 21.52%.

Para ello deberá combinar medidas de rigor y reformas, en un momento en que el país corre el riesgo de volver a caer en recesión a principios de 2012.

Nuevos recortes al sector público

Para intentar contener el déficit, Rajoy ya anunció nuevos recortes en el sector público en 2012 por valor al menos de 16,500 millones de euros.

Y advirtió que esta cifra podría verse incrementada en 10,000 millones de euros más si el déficit público para 2011, fijado por el Ejecutivo saliente en 6% del PIB, resulta ser finalmente de 7%.

Otro político de gran experiencia, el eurodiputado José Manuel García-Margallo, de 67 años, se hará cargo de la cartera de Asuntos Exteriores, que según anunció Rajoy tendrá la misión de dar a España un mayor papel en la esfera internacional y de estrechar los lazos con América Latina.

El ministerio de Interior, ante el que se presenta el desafío de gestionar el fin de la organización armada independentista vasca ETA, estará encabezado por Jorge Fernández Díaz, de 61 años, varias veces secretario de Estado en el gobierno conservador de José María Aznar (1996-2004).

Solo cuatro mujeres figuran en el Ejecutivo de Rajoy, formado por 13 ministros -frente a los 17 anteriores-, una de las cuales será su brazo derecho, Soraya Sáenz de Santamaría, de 40 años, que fue nombrada vicepresidenta y portavoz de un gobierno del que será la cara más joven.