•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El incidente entre fuerzas de la OTAN y de Pakistán de finales de noviembre, en el que murieron 24 soldados paquistaníes cerca de la frontera con Afganistán se debió a una serie de errores de ambas partes, según dijo hoy la Alianza tras una investigación.

La investigación ha concluido que "ambas partes cometieron una serie de errores, al no coordinar adecuadamente sus acciones y posiciones, tanto antes de la operación como durante el enfrentamiento posterior", señaló la Alianza en un comunicado.

El incidente causó indignación en Pakistán, donde se intensificaron las peticiones para dejar de cooperar con la OTAN en el vecino Afganistán.

La Alianza explicó que, en la noche del 25 al 26 de noviembre, una fuerza combinada de soldados aliados y afganos fue objetivo de un intenso ataque con morteros y ametralladoras pesadas, por lo que solicitó un ataque aéreo "en legítima defensa".

Los soldados no sabían que sus atacantes eran militares de Pakistán, que estaban al otro lado de la frontera, en las cercanías de la localidad de Salala, añade la nota.

La investigación, que incluyó una revisión de los planes operativos y las comunicaciones durante el incidente, "confirma que las fuerzas paquistaníes no fueron atacadas a sabiendas" y que la respuesta fue legítima, agregó la OTAN.

Añadió que se han tomado medidas para evitar incidentes similares en el futuro, de la misma forma que se ha incrementado la cooperación con las fuerzas paquistaníes, y manifestó sus condolencias a las familias de los soldados de ese país muertos y heridos en el incidente.