•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La actriz estadounidense Eva Longoria promueve entre sus seguidores una cena y una "conversación íntima" con ella sobre cómo ayudar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a ganar la reelección en 2012, a cambio de una pequeña donación a la campaña del gobernante.

Así lo resume Longoria en un correo electrónico enviado hoy por la campaña electoral de Obama a millones de votantes demócratas en todo el país, en el marco de los esfuerzos de recaudación de fondos para la contienda de 2012.

"En 2008, como tantos de ustedes, dediqué mucho de mi tiempo a ayudar a Barack Obama a ganar la presidencia. Ahora, con 2012 a la vuelta de la esquina, quiero prepararme para la próxima elección con una conversación íntima con partidarios como tú para hablar de política y el papel que jugaremos para ganar las elecciones de 2012", dice la actriz.

La única condición para la cena con la actriz de la popular serie televisiva "Desperate Housewives" es donar como mínimo tres dólares a la campaña de reelección de Obama "o lo que puedas dar".

Con esa pequeña donación, el votante quedará automáticamente inscrito en una rifa de cinco boletos para la conversación en persona con Longoria y la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman-Schultz.

Longoria también instruyó a quienes resulten ganadores a que compartan sus ideas y prioridades para el 2012, "ya sea que tenga que ver con cuidado de salud, inmigración, educación o empleos".

En la página web de la campaña de Obama, Longoria además recuerda que en los últimos cuatro años ha tenido la "suerte" de dialogar con Obama sobre la reforma migratoria y sobre asuntos de interés para las mujeres y niños en Estados Unidos.

"Cada una de esas experiencias ha sido increíble pero ahora me entusiasma iniciar el esfuerzo para reelegir al presidente Obama", asegura Longoria.

No es la primera vez este año que la actriz aparta tiempo para el activismo político.

En septiembre pasado, Longoria también participó en una cena privada de recaudación de fondos con Obama en Los Ángeles (California), con un costo de 35.000 dólares por pareja.