•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Once personas murieron y 81 resultaron hoy heridas por la explosión de un poliducto en el centro-oeste de Colombia, según un nuevo parte de las autoridades, que investigan si la tubería fue perforada por ladrones de combustible.

"Son once las personas fallecidas y 81 las heridas, 23 son menores de edad. Estamos atendiendo a las personas afectadas con sicólogos. Es un despertar muy triste", señaló Luz Ensueño Betancourt, alcaldesa del municipio de Dosquebradas, en el departamento de Risaralda, donde se registró la explosión.

La Fiscalía y operarios de la Empresa Colombiana de Petroleos (Ecopetrol), dueña del poliducto, investigan en el lugar si la tragedia fue causada por "personas que intentaron robar combustible o si fue una falla técnica", agregó.

La explosión se registró hacia las 04.30 de la madrugada local (09.00 GMT) en un sector rural vecino al casco urbano de Dosquebradas.

El poliducto transportaba gasolina, que se vertió sobre el arroyo y generó un gran incendio.

Los más de 80 heridos son atendidos en el hospital local de Dosquebradas y en la vecina ciudad de Pereira, capital de Risaralda.

Diecisiete de las personas heridas están muy graves, señalaron fuentes médicas.

Unos 400 damnificados de la explosión, que destruyó más de 30 casas y afectó a otras tantas, fueron ubicados en una escuela y en un coliseo del municipio.

Antes de que se celebrara la primera reunión de un comité de emergencia creado tras la explosión, la alcaldesa Betancourt había señalado que el combustible "rodó hasta la Quebrada Agua Azul (un arroyo) y estalló. El agua está contaminada".

El Director de la Defensa Civil, Alfredo Muñoz, recomendó a los habitantes no tomar agua en la zona.