•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los restos de al menos seis posibles víctimas de la violencia de pandillas fueron encontrados en un pozo séptico en la ciudad de Santa Ana, región occidental de El Salvador, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Los despojos fueron rescatados ayer, luego de varios días de trabajo, y enviados al Instituto de Medicina Legal para su análisis, dijo a periodistas el jefe de la Fiscalía General de la República (FGR) en Santa Ana, Román Navarro.

Precisó que se hallaron al menos seis cráneos y otros restos humanos en el pozo, que fue localizado en un solar baldío de un barrio de Santa Ana, 66 kilómetros al noroeste de San Salvador.

La FGR y la Policía Nacional Civil iniciaron las investigaciones después de que se recibiera, hace una semana, una denuncia anónima sobre la presencia de restos humanos en el lugar.

Un portavoz policial de Santa Ana dijo también a medios locales que tres cráneos aparentemente son de hombre y los otros tres de mujer, pero pidió esperar que los especialistas forenses concluyan las investigaciones.

Ambas fuentes coincidieron en que el lugar del hallazgo es de fuerte actividad de pandillas, a las que las autoridades atribuyen gran parte de la violencia que abate a El Salvador, con un promedio de 11 asesinatos diarios.

En el foso, de unos 10 metros de profundidad, también se encontraron objetos que pueden ayudar al esclarecimiento de la muerte de las seis personas, dijo el fiscal.

Navarro indicó que cuando se tengan los resultados del análisis forense se cotejarán con los datos de personas desaparecidas que maneja la FRG.

Las autoridades salvadoreñas hallaron en septiembre pasado las osamentas de 10 personas, que habían desaparecido entre 2009 y este año, en varias fosas clandestinas en el municipio de Sacacoyo, departamento de La Libertad, 36 kilómetros al oeste de San Salvador.

Entre 2008 y mediados de este año habían desaparecido al menos 991 personas en El Salvador, según fuentes policiales.