•   MOSCÚ / AFP  |
  •  |
  •  |

El primer ministro y candidato a la presidencia Vladimir Putin acusó a los opositores rusos de carecer de objetivos “claros” e intentar “deslegitimar” el proceso electoral, negándose a revisar los resultados de las legislativas, consideradas “fraudulentas” por la oposición.

Los opositores “no tienen un programa unificado, ni tampoco medios claros y comprensibles para lograr objetivos que tampoco lo son.

Tampoco tienen gente capaz de hacer cosas concretas”, dijo Putin. “Su discurso apunta a deslegitimar y devaluar todo lo que tiene lugar en la esfera pública, en particular las elecciones”, dijo Putin durante una reunión con partidarios suyos.

El pasado sábado 24 de diciembre, tuvo lugar una importante manifestación opositora. La movilización de decenas de miles de rusos tuvo más éxito que la del 10 de diciembre, fecha de la primera protesta popular.

Además, los lemas de los manifestantes no se limitaban a criticar las elecciones legislativas “fraudulentas” del pasado cuatro de diciembre, sino que tenían a Putin en el punto de mira, cuando faltan menos de tres meses para las elecciones presidenciales.

No obstante, los periódicos también han recalcado las divergencias políticas dentro de la oposición, que cuenta con personalidades que van de la extrema izquierda a la extrema derecha.