•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Estado de EE.UU. anunció hoy una contribución inicial de 125 millones de dólares para el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en 2012, de los que 2,875 millones irán a parar a Latinoamérica.

El continente americano es, no obstante, la región que menos fondos para refugiados recibe de EE.UU. a través de ese organismo de la ONU.

La contribución apoyará los esfuerzos de ACNUR para mejorar la situación de los 50.000 colombianos que se estima residen en Ecuador, o los aproximadamente 12.000 refugiados que viven en Costa Rica, según datos de este año de la agencia, entre otros.

El grueso de la ayuda de Estados Unidos a la ACNUR irá a parar a África, que recibirá 50,375 millones de dólares para actividades como el apoyo al retorno de los refugiados de la República Democrática del Congo.

Le siguen Oriente Medio, que obtendrá 40,625 millones de dólares; Asia y el Pacífico, con 15,5 millones de dólares; Europa, con 4 millones, y las ayudas específicas para las operaciones globales de la agencia -4 millones- para financiar su sede -3,5 millones- y para las actividades de respuesta a emergencias, con 4,125 millones.

"Los fondos de Estados Unidos apoyan la provisión de agua, refugio, comida, servicios sanitarios y educación a los refugiados, desplazados internos y otras personas bajo protección de ACNUR en países como Irak, Yemen, Nepal, Pakistán, Georgia, Sudán del Sur, Chad y Kenia", destacó el Departamento de Estado en un comunicado.

Se espera que Washington vaya sumando a lo largo de 2012 nuevas aportaciones a su contribución inicial para la ACNUR , como sucedió en 2011, cuando la cifra de 125 millones de dólares iniciales fue ampliándose hasta totalizar 690 millones en todo el año, según el comunicado.