•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades rusas anunciaron el viernes que el incendio que se declaró la víspera en el casco de un submarino ruso fue apagado, y negaron toda contaminación radiactiva tras este incidente, que según expertos perjudica a la capacidad de disuasión atómica de Rusia.

El submarino nuclear K-84 "Ekaterimburgo", uno de los navíos estratégicos rusos más poderosos, estaba siendo reparado en un dique seco del astillero militar de Rosliakovo (noroeste).

"El incendio fue apagado, ya no hay más llamas", declaró el ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu, durante una reunión de la célula de crisis.

Según el experto militar Pavel Felguenhauer, el incendio de este submarino de clase Delta-IV, según la clasificación occidental, afecta a la capacidad de disuasión nuclear rusa.

El siniestro consumió el casco externo del submarino, que está cubierto de un tipo de caucho, indicó el comité investigador ruso, que señaló nueve personas hospitalizadas después de haber sido "levemente" intoxicadas por el humo.

El nivel de radioactividad en el lugar del incendio del submarino K-84 "Ekaterinburgo" está dentro de las normas y no presenta "ninguna amenaza para la población", según un comunicado del ministerio de Situaciones de Emergencia.

El accidente tuvo lugar en Rosliakovo, un astillero naval militar que depende del puerto de Sveromorsk (noroeste), la base de la flota rusa del Norte. Esas localidades llamadas "cerradas" no son accesibles, salvo con una autorización especial.

No había armas a bordo del "Ekaterinburgo", que se encontraba en un muelle para obras de reparación, y su sistema de propulsión nuclear había sido cortado.

"Es una catástrofe enorme. Parece que el barco está perdido, y aunque fuera posible repararlo, eso tomaría años", dijo Felguenhauer.

"Perder un submarino nuclear estratégico, que todavía podía servir entre diez y 13 años, es un golpe importante para el potencial de disuasión nuclear", agregó, destacando que Rusia sólo tenía seis buques de ese tipo.

El "Ekaterinburgo" puede transportar hasta 16 misiles estratégicos. Este submarino llevaba a cabo regularmente ensayos de ese vector de arma nuclear, el último de los cuales tuvo lugar en julio.

Las autoridades todavía no establecieron las causas del incendio, que se declaró el jueves en el andamiaje de madera construido alrededor del submarino, antes difundirse a su revestimiento de caucho.

El presidente Dimitri Medvedev ordenó al gobierno dirigido por Vladimir Putin que haga una investigación para aclarar totalmente las circunstancias del accidente.

Según las imágenes de la televisión, columnas de humo ascendieron al cielo durante toda la noche, iluminada por llamas de color naranja.

Este submarino fue puesto en servicio en la marina soviética el 30 de diciembre de 1985, según las agencias rusas. Mide 167 metros de largo y tiene un ancho máximo de 12,2 metros. Su peso en seco es de 11.740 toneladas y puede sumergirse hasta 400 metros de profundidad.

Durante los últimos años, Rusia se ha visto enlutada en varias oportunidades debido a accidentes que tuvieron lugar en submarinos.

El mundo entero recuerda la tragedia del florón de la marina rusa, el "Kursk", que se hundió en 2000 y cuyos 118 tripulantes murieron porque no recibieron ayuda. En esa época, la gestión del accidente por parte de Vladimir Putin fue muy criticada.

En 2008, la sorpresiva activación del sistema contra incendios a bordo del submarino "Nerpa" provocó la muerte de 20 personas en el Océano Pacífico.

Esa embarcación, construida para ser alquilada a la marina india por diez años, fue entregada oficialmente a India el jueves, con dos años de atraso. Debe partir hacia el subcontinente a principios de enero, indicó la agencia oficial ITAR-TASS el viernes.