•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |

El cardenal cubano Jaime Ortega pidió este viernes a la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona Nacional, que "interceda" para que las reformas del presidente Raúl Castro "puedan continuar avanzando sin tropiezos".

Ortega celebró una misa campal a orillas de la Bahía de La Habana, como cierre de la histórica peregrinación de un año y medio de la imagen de la Virgen por toda la isla.

"Pedimos a Nuestra Madre y Patrona que interceda por nosotros para que en Cuba reine la paz y la fraternidad que nuestro pueblo ansía, por todos los que tienen responsabilidades de gobierno en nuestro país para que puedan continuar avanzando sin tropiezos esas necesarias transformaciones en la vida económica y social que espera el pueblo cubano", dijo Ortega.

También destacó en la misa, a la que asistieron unos 4.000 feligreses, según estimaciones de periodistas en el lugar, que "casi todos" los presos cubanos indultados por Raúl Castro la semana pasada (fueron 2.991), llegaron a sus hogares el día de Navidad.

"En atención al cuarto centenario del hallazgo de tu bendita imagen (de la Virgen), el presidente Raúl Castro ha concedido el indulto a unos 3.000 encarcelados que pudieron casi todos llegar a sus casas en el día de la Navidad", expresó.

Símbolo de la gradual reconciliación entre la Iglesia Católica y el régimen comunista que gobierna Cuba desde 1959, la imagen de la Virgen culminó este viernes en La Habana una peregrinación de un año y medio y 28.000 km por toda la isla.

La peregrinación religiosa, la primera desde el triunfo de la Revolución en 1959, terminó semanas antes de la visita a Cuba de Benedicto XVI, que es considerada un espaldarazo a la nueva relación entre la Iglesia cubana, encabezada por Ortega, y Raúl Castro, quien sucedió en el mando a su hermano enfermo Fidel en 2006.