•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Benedicto XVI creó una estructura específica en Estados Unidos para recibir a los anglicanos episcopales en ruptura con su iglesia, como ya lo había hecho anteriormente en Inglaterra y Gales, informó el Vaticano.

La Congregación Vaticana por la Doctrina de la Fe instituyó el domingo un "ordinariato", que es el equivalente de una diócesis pero que valdrá para todo el territorio de Estados Unidos.

El ex obispo episcopal Jeffrey Neil Steenson, de 59 años, casado y padre de tres niños, quien se unió a la Iglesia católica en 2009, fue nombrado por Benedicto XVI al frente de este ordinariato.

La Iglesia episcopal es la rama oficial estadounidense de la Iglesia anglicana. Con base en Houston, el nuevo ordinariato será titulado "La silla de San Pedro".

Esta estructura permitirá inicialmente a una centena de pastores, muchos de ellos casados, y unos 2.000 fieles estadounidenses unirse a la Iglesia católica, según estimaciones del Vaticano. Se trata de números modestos si se comparan con los casi 2,3 millones de fieles que cuenta la Iglesia episcopal en Estados Unidos.

A fines de 2009, el Papa había emitido una "constitución apostólica" (ley) llamada "Anglicanorum coetibus" que autoriza a los fieles, sacerdotes y obispos anglicanos que así lo deseen a unirse a la Iglesia católica.

Un ordinariato similar, que había sido instituido para Inglaterra y Gales, había atraído más de mil fieles y 60 sacerdotes.