•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, avivó este lunes la polémica con los medios de comunicación que han denunciado escándalos de su gobierno, al llamar a sus dueños “cobardes” y no reconocer los logros alcanzados bajo su administración.

“Tomamos una decisión histórica y costosa de cambiar el injusto orden de las cosas y poner los intereses del pueblo primero. Y ante esta decisión los empresarios nos montaron un plan sistemático de ataques en sus medios de comunicación”, dijo Martinelli al abrir el período de sesiones del Congreso.

“Encima de todo son unos cobardes que no pelean de frente y usan a los mismos políticos de siempre para que sean ellos los que den la cara”, añadió el jefe de Estado, dueño de una cadena de supermercados.

Durante su gestión, Martinelli ha mantenido diversos momentos de tensión con varios medios de comunicación, que han denunciado escándalos bajo una administración que es acusada por la oposición de coartar la libertad de expresión y perseguir a los adversarios políticos.

“Ricardo Martinelli arremete contra La Prensa”, tituló poco después en su edición electrónica ese diario panameño.

“El jefe de Estado panameño no mencionó los escándalos de corrupción que se conocieron precisamente durante los últimos seis meses de gestión”, agregó el diario.

Algunos de los escándalos

En los últimos meses el Ejecutivo ha sido salpicado con escándalos por sobrecostos, contrataciones directas o titulación de tierras donde los beneficiados habrían sido personas ligadas con altos funcionarios del Gobierno.

La tensión con los medios subió varios peldaños, días atrás. cuando el Gobierno realizó una auditoría de impuestos a una empresa del presidente fundador y articulista del diario La Prensa, muy crítico con la labor del Ejecutivo, Roberto Eisenmann.

El Gobierno asegura que según esa auditoría Eisenmann habría evadido impuestos por millón y medio de dólares, pero el empresario asegura ser víctima de lo que calificó como una “auditoría política” por sus críticas al Gobierno.

“Lo único que puedo decir es que dos días después de publicar el artículo mío donde le hice un crítica muy fuerte al Gobierno en razón de la corrupción y los escándalos diarios, fue que presentaron el cierre de una auditoría que decía algo que es por completo un absurdo contable”, dijo Eisenmann.

“Resulta que la mejor receta para no pagar impuestos es criticar al Gobierno, y si te pillan es contra la libertad política”, replicó entonces Martinelli en su cuenta de la red social de Twitter.

La polémica llegó rápido a la oposición y el principal líder del socialdemócrata Partido Revolucionario Democrático, Mitchel Doens, interrogado por la AFP dijo que Martinelli con sus ataques trata de ocultar sus desatinos y corrupción.