•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El agravamiento de la crisis financiera en la zona euro podría contagiarse a través de los bancos con filiales en América Latina, advirtió este miércoles el responsable para la región del Fondo Monetario Internacional (FMI), Nicolás Eyzaguirre.

"Si la crisis financiera en Europa se agravase, el impacto sobre la estabilidad financiera de los bancos filiales de la zona del euro en América Latina podría ser mucho mayor", explicó el alto cargo en un blog para evaluar las perspectivas económicas de América Latina.

La región ha exhibido un buen manejo de los efectos de la crisis mundial desde 2008, pero la persistente morosidad económica en los países desarrollados no le permitirá aumentar su tasa de crecimiento en 2012, prevista en 4%, aseveró.

El Fondo actualizará esas previsiones el 24 de enero, pero en principio, América Latina no verá revisada al alza sus perspectivas, advirtió Eyzaguirre.

"En la medida en que la crisis europea permanezca contenida, lo más probable es que el crecimiento en América Latina siga siendo positivo aunque algo menos rápido que en 2010-11", añadió.

"Si los riegos aumentasen, la región no será inmune" explicó el alto funcionario del Fondo.

"Una razón es que las filiales de bancos de la zona del euro mantienen una cuarta parte de los activos bancarios de los países latinoamericanos, y muchos de esos bancos están adoptando políticas de crédito más conservadoras para reforzar sus balances", explicó.

La banca española, que sufre crecientes problemas de financiación en los mercados, posee el 25% del mercado en México, Chile y Perú.

"A pesar de que estos bancos han tenido la precaución de financiar la mayor parte de sus actividades en América Latina con depósitos de residentes y en moneda local, es posible que generen una gran demanda por fondos en dólares, ya sea por una menor oferta de sus casas matrices o por un recorte de las líneas de crédito externa", advirtió Eyzaguirre.

Los gobiernos latinoamericanos deben evitar la tentación de aumentar de nuevo el gasto público para combatir la desaceleración, y en materia financiera, deben intensificar la supervisión y prestar especial atención a las presiones de liquidez, recomendó el director para América Latina del Fondo.