•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centenares de militantes oficialistas entonaron cánticos de apoyo y rezaron hoy por la salud de la presidenta argentina, Cristina Fernández, frente al hospital de la periferia de Buenos Aires donde fue operada de un cáncer de tiroides.

Cientos de periodistas aguardan también, en los alrededores del hospital Austral, la confirmación oficial del final de la intervención y el primer informe médico sobre los detalles de la operación.

En otras ciudades del país, como Córdoba (centro) y en Mar del Plata se celebraron misas para pedir por la pronta recuperación de la mandataria de 58 años, quien ha tomado una licencia médica de 20 días y traspasado la jefatura del Estado a su vicepresidente, Amado Boudou.

Fernández, a quien acompañan sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, ocupa la habitación 217, en la segunda planta del Hospital Austral, situado dentro del predio de la universidad homónima a las afueras de la ciudad de Pilar, a 60 kilómetros de Buenos Aires, rodeado por estrictas medidas de seguridad.

"Cristina, Dios y Néstor te cuidan" dice una de las pancartas enarboladas por militantes del peronista Frente para la Victoria que lidera la mandataria, viuda del expresidente Néstor Kirchner, fallecido en octubre de 2010.

Los manifestantes, la mayoría jóvenes, han "matado el tiempo" entonando cánticos en favor de Fernández, entre ellos el "avanti morocha" popularizado durante la campaña proselitista para las elecciones generales de octubre pasado, en las que la mandataria logró la reelección con una aplastante victoria.

También instalaron "santuarios" con imágenes de Cristo y la virgen de Luján, patrona de Argentina, donde se reza por la "pronta recuperación" de la jefa del Estado, cuya enfermedad tiene muy buen pronostico de curación, según fuentes oficiales.

Las pancartas llevan leyendas tales como "hoy la fuerza de tu pueblo te desea una pronta mejora: Fuerza morocha", "Avanti morocha" o "Kristina todos a tu lado", y acompañan a un enorme muñeco de Néstor Kirchner instalado junto a tres grandes flores de cartón con la leyenda "Fuerza morocha".

"Estamos acá desde anoche apoyando a la compañera Cristina. El proyecto popular y nacional depende de ella y nos vamos a quedar hasta que ella salga de acá, el tiempo que sea necesario", dijo a Efe Luis, de 25 años, militante de las juventudes peronistas.

"Si ella hace una banda de años está laburando (trabajando) por nosotros, cómo nosotros no vamos a estar cuatro o cinco días esperando a que le den el alta", se preguntó Ariel, otro joven peronista.

Leandro, de 22 años, vino a "hacer el aguante (apoyar) a Cristina" agradecido por haber sido uno de los "muchos chicos rescatados de la droga y la delincuencia" gracias a planes de ayuda social.

"Mira dónde estoy ahora, apoyándola en el hospital, con mi ropa gracias a ella, porque ella dijo igualdad para todos una vez y así fue. Todos los que estamos acá somos chicos humildes, haciendo el aguante con fuerza, porque ella se acordó de los pobres", aseguró.

Los manifestantes alternaron los cánticos peronistas y el "avanti morocha" con otros en los que advirtieron a "los gorilas" (antiperonistas) de que "se va a armar" un gran "quilombo" (bronca) "si la tocan a Cristina".