•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobernador de Texas, Rick Perry, despejó la duda sobre su continuidad en la carrera a la Presidencia de EU al anunciar hoy que viajará a Carolina del Sur para seguir su campaña en las primarias republicanas, horas después de comunicar que volvía a su estado para reconsiderar su participación.

"Y la siguiente parada en la maratón: el estado del Palmetto... ¡Ahí vamos, Carolina del Sur!", escribió Perry en su cuenta oficial de Twitter, junto a una foto de sí mismo vestido con ropa deportiva.

"Hemos vuelto", confirmó poco después a la cadena CNN una fuente de la campaña de Perry.

El gobernador de Texas obtuvo una quinta posición en los "caucus" o asambleas populares de Iowa el martes, con alrededor del 10,3% en los votos.

El resultado llevó a Perry, quien irrumpió en la campaña con gran fuerza en agosto para ir desinflándose poco a poco, a replantearse su papel en la campaña.

"Con la decisión de los votantes esta noche, he decidido regresar a Texas, evaluar los resultados del caucus, y determinar si existe camino más adelante para mí en esta carrera", afirmó anoche ante sus seguidores en Iowa.

No obstante, al político de 61 años le bastaron unas horas para decidir seguir adelante con sus planes de campaña y con su viaje previsto para hoy a Greenville (Carolina del Sur), estado que celebrará sus primarias el 21 de enero.

La campaña de Perry anunció el sábado que no participará en las próximas primarias, las de Nuevo Hampshire, que tendrán lugar en menos de una semana, el 10 de enero, y concentrará sus esfuerzos de campaña en el estado sureño.

El gobernador de Texas había invertido grandes recursos en Iowa, con más de 500 voluntarios y 4 millones de dólares en publicidad, lo que no impidió que la mayoría de votos fueran a parar al exsenador Rick Santorum y el exgobernador de Masachusets Mitt Romney, quien se impuso por apenas 8 votos.