•  |
  •  |

Estados Unidos consideró hoy "muy bienvenido" el principio de acuerdo al que han llegado los veintisiete países de la Unión Europea (UE) para un embargo a las importaciones de petróleo iraní.

"Son muy buenas noticias y es el resultado de muchas consultas entre nosotros, Estados Unidos, y los países de la UE", aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

Nuland señaló que la decisión "apoya" la que tomó por su parte el Congreso estadounidense a finales de diciembre, cuando aprobó un proyecto de ley de gastos de defensa que impone sanciones a toda institución extranjera que se relacione con el Banco Central iraní.

"Estos son los tipos de pasos que nos gustaría ver, no sólo de nuestros aliados cercanos en lugares como Europa, sino de países de todo el mundo. Creemos que la forma de llamar la atención de Irán es centrándonos en su sector petrolero", afirmó.

Según indicaron hoy a Efe en Bruselas fuentes diplomáticas, Grecia levantó el martes las reservas que había expresado junto con otros países, por lo que en la práctica existe ahora un principio de acuerdo sobre el embargo.

El próximo Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), que se celebrará el 30 de enero, pretende tomar una decisión sobre las nuevas sanciones a Irán por su continua negativa a colaborar con la comunidad internacional sobre su programa nuclear.

Las fuentes señalaron que, pese al principio de acuerdo alcanzado, aún queda trabajo por hacer sobre el conjunto del paquete de sanciones y sus modalidades, como la fecha de entrada en vigor del embargo -para no provocar problemas a los países que importan bastante crudo iraní- antes de poder hablar de un pacto definitivo.

Irán vende a once Estados miembros de la UE y es el quinto país por volumen de petróleo suministrado a la Unión Europea tras Rusia, Noruega, Libia y Arabia Saudí.