•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, expondrá este jueves desde el Pentágono las nuevas prioridades de su Gobierno en materia de defensa, que previsiblemente incluirá recortes por miles de millones de dólares.

Al presentar la llamada Revisión Estratégica de Defensa en un discurso, Obama estará acompañado por el secretario de Defensa, Leon Panetta, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey, informó la Casa Blanca en un comunicado.

La revisión, iniciada en septiembre del año pasado por Obama en consultas con las autoridades castrenses, reflejará los nuevos "desafíos y oportunidades" que afronta Estados Unidos tras una década de guerra, indicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Aunque Carney no quiso dar detalles sobre la revisión de la estrategia de defensa, se prevé que Panetta presente recortes de miles de millones de dólares en el presupuesto del Pentágono en la próxima década.

Fuentes allegadas al Pentágono indicaron hoy que la nueva estrategia previsiblemente eliminará la idea de que Estados Unidos puede mantener abiertas a la vez dos guerras regionales de gran envergadura, ya que el nuevo enfoque se centrará en amenazas como el terrorismo o los ataques cibernéticos.

La comparecencia de Obama en el Pentágono busca enviar un mensaje de cuán implicado ha estado el mandatario estadounidense en las negociaciones para moldear las nuevas prioridades de defensa del país, según la Casa Blanca.

El año pasado, el mandatario estadounidense solicitó recortes por unos 400.000 millones de dólares en gastos de defensa en un plazo de 12 años, en el marco de amplias negociaciones entre el Congreso y la Casa Blanca sobre cómo reducir el déficit fiscal.

Esos recortes previsiblemente incluirán una reducción de salarios y beneficios; una disminución en el número de personal civil y militar, y una reducción del arsenal nuclear y militar.

En la actualidad, un tercio del presupuesto militar está designado para salarios, pensiones y cuidado de salud para las tropas.

En todo caso, los recortes militares tendrán grandes repercusiones políticas tomando en cuenta que Obama, que busca la reelección en noviembre próximo, ha sido perenne objeto de críticas por parte de los republicanos en materia de defensa y seguridad nacional.

El discurso de Obama en el Pentágono, previsto para las 15.50 GMT, servirá como especie de antesala a las espinosas negociaciones presupuestarias del Departamento de Defensa de cara al año fiscal 2013 que comienza en octubre próximo.

Obama presentará su propuesta de presupuesto para el próximo año fiscal el próximo 6 de febrero.

A raíz del repliegue de las tropas estadounidenses en Irak y Afganistán, el Congreso de EE.UU. ya tiene previsto reducir el presupuesto de defensa para el año fiscal 2013 a unos 662.000 millones de dólares.

Esa cifra, según observadores, refleja un recorte de 27.000 millones de dólares sobre la solicitud presupuestaria de Obama y un recorte de 43.000 millones de dólares sobre el presupuesto para el año fiscal en curso.