•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La fiscalía general mexicana anunció este jueves una recompensa de hasta 10 millones de pesos (724.000 dólares) por la localización de siete jóvenes, dos de ellos estadounidenses, desaparecidos en 2010 luego de ser interceptados por policías federales en Colima (oeste).

El Diario Oficial de la Federación (órgano oficial del gobierno) publicó una comunicación de la Procuraduría General (fiscalía) que ofrece una recompensa de "hasta 10 millones de pesos" a quien "proporcione información que coadyuve a la localización" de estos siete jóvenes.

Dos de los desaparecidos, identificados como Brian Hernandéz y Jorge Hiben, son de nacionalidad estadounidense, añade el documento, en el que también se ofrecen cinco millones de pesos (unos 362.000 dólares) por información que lleve a la captura de los responsables de su desaparición.

El 25 de septiembre de 2010, los siete jóvenes "fueron interceptados por dos agentes de la Policía Federal y después de ese hecho, hasta la fecha, se desconoce sobre su paradero", añade el Diario Oficial.

Los otros cinco desaparecidos, de nacionalidad mexicana, son Roberto García Alvarez, Sergio Hernández Campos, Arturo Martínez Sánchez, Fernando González Arzate y José Carlos Novoa Ortiz.

La fiscalía general no aclara si la desaparición está relacionada con el crimen organizado que sacude a gran parte del país y que ha dejado unos 50.000 muertos en cinco años, según cifras oficiales y de la prensa.

El gobierno mantiene una ofensiva antidrogas en la que participan más de 50.000 militares y policías federales en el marco de la cual se ha acusado a elementos de las fuerzas del orden violar los derechos humanos.