•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Departamento de Defensa de EU y la CIA han abierto una investigación sobre la presunta divulgación de información secreta para el rodaje de un filme sobre la captura y muerte de Osama bin Laden, anunció hoy el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Peter King.

En una carta enviada a los supervisores del funcionamiento interno del Pentágono y la CIA, Gordon Heddell y David Buckley, respectivamente, King se había quejado el pasado agosto de que el Gobierno del presidente Barack Obama presuntamente habría dado acceso "de alto nivel" e información clasificada a la empresa Sony Pictures y a los cineastas Kathryn Bigelow y Mark Boal para la elaboración de la película.

Tras la petición de King, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reaccionó calificándola de "ridícula" y aseguró que Bigelow y Boal tuvieron acceso al mismo material que los periodistas que cubrieron la captura.

"Después de una respuesta sorprendentemente desdeñosa a mi petición a la Casa Blanca por el secretario de prensa, Jay Carney, me alegro de que los Inspectores Generales del Departamento de Defensa y la CIA estén de acuerdo conmigo en que las posibles filtraciones a los cineastas son algo digno de investigar", dijo hoy King.

El presidente del Comité de Seguridad Nacional insistió en que aquellas posibles filtraciones condujeron a la detención en Pakistán de varios pakistaníes que habían colaborado con la CIA y "pusieron en peligro a los héroes de la misión y a sus familias".

"En privado, los agentes de inteligencia y operaciones especiales expresaron su apoyo a mi solicitud. Espero con interés recibir información actualizada sobre la investigación y las medidas adoptadas hasta ahora", añadió King.

La película estaría en taquilla en octubre de 2012, un mes antes de los comicios generales en los que el presidente Barack Obama busca la reelección.