•   México  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un enfrentamiento entre miembros de dos carteles de la droga rivales puede estar detrás de la reyerta que se desató este miércoles en un penal de México y que terminó con 31 muertos y 13 heridos, informaron hoy fuentes oficiales.

Las víctimas se produjeron en el penal del municipio de Altamira, en el estado norteño de Tamaulipas, una cárcel de mediana seguridad y con capacidad para 2.000 reos, aunque en el momento de la pelea había unos 3.000 reclusos.

Las fuentes del Gobierno de Tamaulipas consultadas por Efe, que pidieron mantener en reserva su identidad, dijeron que la reyerta, una de las más sangrientas registradas en un penal mexicano, estalló entre integrantes del cartel de Los Zetas y del cartel del Golfo.

Según las mismas fuentes, la pelea comenzó "al parecer como consecuencia de una disputa por el control de actividades ilícitas dentro de la prisión".

Tamaulipas vive una espiral de violencia desde principios de 2010 cuando los carteles de las drogas de Los Zetas y el Golfo, antes aliados, iniciaron una guerra para quedarse con el control de esa región.

Las autoridades no habían identificado hasta primera hora de esta tarde a las víctimas, pero anoche dijeron que de los 31 muertos, 22 guardaban prisión por crímenes procesados por la justicia estatal y los otros nueve por delitos federales.