•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un pastor evangélico fue azotado hoy en el departamento de Quiché, en el noroeste de Guatemala, al

 

ser hallado culpable por líderes de la comunidad indígena de Xatinap Primer Centro, de golpear a mujeres.

El alcalde esa comunidad indígena, Juan Zapeta López, explicó a radios locales que el pastor Héctor Leonel Tomás Aguilar fue detenido y llevado hoy a un campo donde se le aplicaron de forma pública nueve azotes dentro del denominado "castigo maya".

Tomás Aguilar, de 42 años de edad, fue acusado de haber golpeado y agredido a dos mujeres, una ellas identificada como su cuñada, Juana Pérez Yat.

"No es agradable (aplicar el castigo) pero de alguna manera queremos defender los derechos de las mujeres", dijo Zapeta López. Manifestó que no es correcto que el pastor, siendo una autoridad religiosa de la comunidad, se dedique a agredir a mujeres.

El pastor se trasladado después a un hospital para recibir atención médica por los azotes recibidos.

La aplicación del denominado "castigo maya" está contemplado dentro del derecho consuetudinario de las comunidades indígenas para controlar la violencia, los robos y asaltos en sus poblaciones.

Este castigo, que a veces también incluye rapar a los delincuentes, se hace para evitar los linchamientos en las comunidades indígenas guatemaltecas.