•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Estado de Estados Unidos recordó ayer su convicción de que Henry Rangel Silva, nuevo ministro de Defensa de Venezuela, “asistió materialmente” a guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

“Nuestros motivos de preocupación respecto a Rangel Silva son bien conocidos y datan de hace tiempo”, dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

 En 2008, el Departamento del Tesoro estadounidense acusó al general venezolano de estar involucrado en actividades de asistencia para labores del narcotráfico a guerrilleros de las FARC, “una organización narcoterrorista”, recordó Nuland.

Tanto Rangel Silva como el presidente del país, Hugo Chávez, han negado reiteradamente las acusaciones.

Durante el acto en el que el general asumió el mando del Ministerio de Defensa, Chávez aseguró que quienes lo acusan “de no se cuántos hechos a través de la infamia, la mentira, la intriga (...), no tienen una sola prueba, porque todo es falso”.

 “Atacan a Rangel Silva porque en él atacan a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, y a la Revolución. Son tantas las cosas y cuando uno ve de dónde provienen (las denuncias), casi que lo envidiamos”, dijo Chávez.

La revista colombiana Semana denunció hace tres días “lazos de amistad” que supuestamente unieron al nuevo ministro venezolano con el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko” o “Timoleón Jiménez”.