•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La viuda del gobernador de la provincia argentina de Río Negro (sur) Carlos Soria, asesinado de un balazo en la cara, fue imputada por un juez de "homicidio calificado", delito que prevé la pena de prisión perpetua, informó el jueves la prensa rionegrina.

El juez Emilio Stadler imputó por el delito de "homicidio calificado, agravado por el vínculo y la utilización de un arma de fuego" a Susana Freydoz, luego de que la mujer se negara a declarar el miércoles, aconsejada por su defensa, informó una fuente judicial citada por el diario Río Negro.

Luego de negarse a declarar Freydoz regresó al domicilio donde se encuentra "restringida de su libertad" debido a su estado de salud y al delito que se le imputa.

La mujer, quien era la única persona que acompañaba a la víctima en el momento de su muerte, se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico.

Soria, de 61 años, recibió un disparo en el rostro con una pistola calibre .38 en medio de una discusión con su esposa la madrugada del domingo 31 de enero tras una cena junto a sus hijos y nietos en su hacienda de General Roca (1.350 km al sur de Buenos Aires) para celebrar el Año Nuevo, según fuentes judiciales.

La víctima era un aliado de la presidenta Cristina Kirchner que había asumido la gobernación de Río Negro el 10 de diciembre pasado y acumulaba una extensa trayectoria política, que incluyó haber sido jefe del servicio de inteligencia durante el gobierno de Eduardo Duhalde (2002-2003).