•   North Charleston  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La batalla por la nominación republicana a las presidenciales de Estados Unidos dio un giro el jueves cuando el gobernador de Texas, Rick Perry, anunció su retiro de la contienda mientras se anunció que el exsenador conservador Rick Santorum ganó el “caucus” de Iowa y no el favorito Mitt Rommey como había informado el partido.

En su renuncia a la carrera por la investidura republicana, Perry expresó su apoyo al expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich.

La campaña de Perry se había tambaleado en los últimos meses, pero con su apoyo a Gingrich marcó un desafío para Mitt Romney, favorito para la crucial elección primaria de Carolina del Sur que se realizará el sábado.

“Llegué a la conclusión de que no hay un camino viable para mí en esta campaña de 2012. Por lo tanto, suspendo hoy (jueves) mi campaña y apoyo a Newt Gingrich para la Presidencia de Estados Unidos”, dijo en la ciudad de Charleston, del estado de Carolina del Sur.

Retirada estratégica
“Como tejano, nunca me retiré de una pelea, particularmente cuando consideré que la causa era justa, pero como alguien que siempre admiró a un gran, si no el mayor, gobernador de Texas Sam Houston, sé cuándo es el momento de hacer una retirada estratégica”, afirmó.

En un acto de campaña poco después del anuncio de Perry, Gingrich aseguró ante un grupo de seguidores que se sentía “muy honrado” al contar ahora con el respaldo del gobernador de Texas.

Hasta septiembre Perry figuró en las encuestas en primera posición entre los precandidatos republicanos a las elecciones presidenciales, aunque desde entonces Romney ha sido percibido por el electorado como el mejor situado en un hipotético duelo frente al presidente demócrata Barack Obama en noviembre próximo.

Fue un final humillante para este tejano de hablar duro, de 61 años de edad, que gracias a su fe en Dios y con el éxito económico del estado que dirige pretendía llegar a la Casa Blanca sin intuir que la campaña dejaría en evidencia su falta de experiencia en política, tanto interna como externa, y además sufriría una serie de embarazosos errores ante los medios.

No obstante, su acto final dando su apoyo a Gingrich, podría dar un giro radical a los resultados de la primaria en Carolina del Sur, donde el expresidente de la Cámara de Representantes le pisa los talones a Romney.

Este jueves también se dio a conocer que Rick Santorum fue finalmente el ganador de la primaria de Iowa, superando a su rival Mitt Romney, a quien le fue originalmente atribuido el triunfo en la votación del pasado 3 de enero.

El recuento certificado de los sufragios reveló que Santorum superó por 34 votos a Romney, pese a que el resultado definitivo podría no conocerse nunca debido a que el Partido Republicano de Iowa informó que los resultados de ocho distritos electorales en la región central del Estado se habían perdido.